Desodorante piedra natural de alumbre, Granadiet

Desodorante piedra natural de alumbre, Granadiet

Precio habitual €4.90 Oferta

Durante siglos, el mineral de alumbre ha sido utilizado como desodorante para controlar el olor corporal, y también para evitar la irritación de la piel después del afeitado o la depilación, entre otras muchas aplicaciones.
La carga iónica negativa de alumbre de potasio y su particular estructura molecular hace que no pueda ser absorbido por la piel, a diferencia de otros componentes de aluminio a veces utilizados como antitranspirantes por la industria de los desodorantes.

Al ser una sal cristalina soluble en agua, podemos beneficiarnos de sus propiedades: desodorantes, antibacterianas, cicatrizantes, reafirmantes y antisépticas.

El mineral de alumbre fue utilizado dese la antigüedad como desodorante natural en muchos lugares del mundo. Aplicado en las axilas, pies o en otra parte del cuerpo forma una fina película invisible de microcristales de sal mineral.
Después de la ducha o baño y tras humedecer la piedra alumbre con agua, se frota la piel durante cinco o diez segundos. El mineral de alumbre proporciona un eficaz efecto desodorante gracias a su capacidad natural para destruir las bacterias que, al descomponer el sudor, son las verdaderas causantes del mal olor corporal. Una fina capa invisible, formada por millones de microcristales ofrece una sensación de frescura natural y asegura una protección eficaz durante todo el día. La piedra de alumbre no enmascara los malos olores, actúa antes de su desarrollo.

Los desodorantes convencionales dificultan el proceso natural de transpiración, controlando el sudor y ocultando el mal olor corporal con perfumes. Las sustancias químicas que utilizan este tipo de desodorantes reducen la transpiración, pero no eliminan las bacterias causantes del mal olor, y obstruyen los poros de la piel. Además, el clorhidrato de aluminio que incorporan los desodorantes convencionales puede resultar perjudicial para nuestra salud. El cristal mineral no enmascara los malos olores con una fragancia artificial, los combate actuando contra las bacterias que los provocan.


Modo de empleo:

1. Antes de utilizar el desodorante de alumbre debes limpiar la zona en la que se va a aplicar el alumbre.
2. Tras la limpieza, moja con agua la piedra de alumbre y aplícala durante unos 5 o 10 segundos por la zona que quieres tratar (axilas, pies, manos...).
3. Deja que seque por completo antes de vestirte o cubrir la parte del cuerpo en las que has empleado la piedra de alumbre. El resultado es una piel libre de bacterias y de malos olores. Mejora su cicatrización y evita irritaciones cutáneas.

Presentación: Stick de 120 gramos.